Attention A T users. To access the menus on this page please perform the following steps. 1. Please switch auto forms mode to off. 2. Hit enter to expand a main menu option (Health, Benefits, etc). 3. To enter and activate the submenu links, hit the down arrow. You will now be able to tab or arrow up or down through the submenu options to access/activate the submenu links.

PTSD: National Center for PTSD

Menu
Menu

Quick Links

Veterans Crisis Line Badge
My healthevet badge
EBenefits Badge
 

Qué esperar después de un desastre

 

Public

This section is for Veterans, General Public, Family, & Friends

This section is for Veterans, General Public, Family, and Friends

Qué esperar después de un desastre

Desde 1953 hasta 2016, hubo 3,585 declaraciones federales de desastres. Esta cifra subestima el alcance de los desastres en Estados Unidos, porque no todos los desastres reciben esta designación. Los desastres pueden ser naturales -- incluyendo incendios, huracanes, tormentas de hielo o nieve, inundaciones, deslizamientos de tierra y sequías. Otros desastres -- tales como accidentes aéreos, accidentes mineros o industriales y derrames de productos químicos -- se consideran "provocados por el hombre", causados por error humano, negligencia o falla mecánica. Sin importar la causa, los desastres pueden tener un efecto devastador en las personas que los sufren, sus seres queridos y las comunidades.

Los desastres causan trastornos sociales y comunitarios. La transportación, alimentos y agua y las comunicaciones pueden verse afectados. El daño a la propiedad puede ser extenso, dependiendo del incidente en particular. Las personas pueden perder sus trabajos ubicados en las comunidades afectadas o no poder llegar a sus lugares de empleo.

Pero también hay apoyo que proviene de pasar por un evento compartido. Los desastres se sufren colectivamente y, por lo tanto, las personas están conectadas y pueden ayudarse mutuamente. Durante el evento en sí, a menudo escuchamos historias de personas arriesgando sus vidas para ayudar a extraños. Después del evento, los sobrevivientes del desastre están rodeados por otros que pueden entender lo que vivieron mientras todos se mueven a través del evento al mismo tiempo. El apoyo también puede provenir del público a través de esfuerzos de recaudación de fondos y voluntariado a medida que personas externas buscan formas de ayudar y mediante la asistencia práctica de FEMA.

Reacciones comunes

Dado el daño y la interrupción que pueden ocurrir en un desastre, no es sorprendente que casi todos tengan síntomas inmediatamente después. El alivio inicial de estar vivo puede ser seguido por angustia, miedo e ira.

A los sobrevivientes de un desastre les puede resultar difícil dejar de pensar en lo que sucedió, dificultad para dormir o sentirse acorralado o nerviosos. Para la mayoría de las personas, las reacciones disminuirán durante las primeras semanas. Para aquellos que perdieron a un ser querido, resultaron heridos, perdieron su hogar, se vieron obligados a mudarse o se vieron amenazados sus medios de subsistencia, las reacciones pueden ser más intensas y duraderas.

Estresantes continuos

Junto con los problemas inmediatos que causan los desastres, existen factores estresantes adicionales que pueden dificultar la vida:

  • Pueden pasar días o semanas antes de que los evacuados puedan regresar a sus hogares para evaluar el daño.
  • La reconstrucción requiere dinero, tiempo, materiales y trabajadores -- todos los cuales pueden escasear.
  • Las familias pueden recibir parientes mientras buscan otras viviendas, lo cual puede ser estresante para todos.
  • Las personas pueden estar sin trabajo si sus empleadores están reconstruyendo o si no pueden llegar a sus trabajos.
  • Los padres pueden tener que inscribir a los niños en nuevas escuelas si la familia se vio obligada a mudarse.
  • Los nuevos problemas de salud física pueden necesitar atención y los problemas de salud preexistentes pueden empeorar debido al estrés o las lesiones.

El mismo tipo de desastre también puede ocurrir muchas veces en la vida de una persona. Por ejemplo, las personas que permanecen en una comunidad que es propensa a los incendios o que viven en "callejones de huracanes" tienen la posibilidad de sufrir el mismo desastre muchas veces. Una conexión fuerte al lugar puede ser tanto una fortaleza como una vulnerabilidad en alguien que vive en una comunidad propensa a desastres.

Mucho después de que haya pasado el peligro, las vistas, los sonidos y los eventos diarios pueden servir como recordatorios regulares del desastre. Por ejemplo, el sonido de los camiones de bomberos, los vientos fuertes y las tormentas eléctricas pueden servir como recordatorios regulares de los recuerdos mucho después de que haya ocurrido un incendio, un tornado o una inundación.

El afrontamiento después de un desastre: necesidades inmediatas

Después de un desastre, las reacciones, necesidades y prioridades de las personas variarán dependiendo de muchos factores. Cuando el desastre ha causado lesiones, amenazas a la vida, evacuación o desplazamiento, daños a gran escala a la propiedad, separación de sus seres queridos, pérdida extrema o percepción de riesgos continuos de salud, las personas pueden requerir más apoyo psicosocial porque es más probable que sean significativamente afligidos.

Inmediatamente después de un desastre, la mayoría de las personas tiene un conjunto básico de prioridades que están relacionadas con cinco necesidades clave:

  • Restablecer una sensación de seguridad
  • Recuperar el control y la calma
  • Conectarse con sus seres queridos y otros
  • Superando la crisis
  • Sentir esperanza, optimismo, fe o la creencia de que las cosas saldrán bien

En general, cualquier cosa que pueda hacer para ayudarse a sí mismo u otros a avanzar hacia el restablecimiento de una sensación de seguridad, calma, conectividad y esperanza puede ayudar a la recuperación. Tenga en cuenta que los sentimientos de angustia después de los desastres no se pueden resolver con un solo acto ni una solución simple. Pero hay algunos principios importantes para recordar:

  • No hay ninguna "forma correcta" de lidiar con estas cosas. Cada uno de nosotros debemos encontrar la manera que nos funcione, y tener paciencia al aplicar estrategias simples y continuas.
  • Hable cuando lo necesite; escuche cuando pueda. A veces, ayuda escuchar las perspectivas de otras personas que comparten sus valores y experiencias. Tome lo que le ayude y deje el resto.
  • No tiene que hablar cuando no tenga ganas. A los sobrevivientes a veces les va mejor cuando les dan espacio. Si usted es el ser querido de un sobreviviente, respete el deseo de esa persona de no hablar si eso es lo que quieren. Deles espacio y vuelva más tarde.
  • La resistencia a menudo significa avanzar contra viento y marea. Los desastres destacan las fuerzas en la vida que son mucho más grandes que nosotros, y nos recuerdan que sólo hay tanto que podemos hacer.
  • El apoyo social es clave. El apoyo social positivo toma un papel crucial para ayudar a las personas a recuperarse de las amenazas, los traumas y la adversidad. Vuelva a conectarse con las personas que usted sienta son más cercanas a usted, o comuníquese con otras personas que hayan tenido experiencias similares o quienes son bondadosos y sabios.
  • Dele Tiempo. La resistencia significa que usted se recupera al final; no significa que nunca siente el impacto de los eventos traumáticos. Aprender a adaptar las cosas que usted vive es un proceso continuo.

El afrontamiento después de un desastre: necesidades a largo plazo

La mayoría de las personas que sufren un desastre se recuperarán. Tener síntomas inmediatamente después no significa que tendrá síntomas para siempre. Las personas que perdieron a un ser querido o resultaron heridos tienen más probabilidades de tener reacciones a largo plazo. La recuperación puede llevar tiempo y puede requerir que aprenda a adaptarse de nuevas maneras. Lo que necesita a largo plazo puede ser diferente de lo que le ayudó inmediatamente después del evento. Aquí hay algunas estrategias para ayudarlo a continuar recuperándose con el tiempo.

Estrategias para manejar la angustia continua

A medida que pasa el tiempo, si aún se siente angustiado o tiene problemas para funcionar, es importante continuar con las actividades generales de auto-cuidado. Pero también puede incluir algunas de las siguientes estrategias:

  • La seguridad. Para disminuir las preocupaciones, puede ayudar a mantenerse enfocado en rutinas específicas de la vida cotidiana.
  • Visualización de medios. Apague la televisión y evite las redes sociales si ver la cobertura del evento aumenta su angustia.
  • Solución de problemas. Adopte un enfoque activo de resolución de problemas ante los desafíos actuales dividiendo los problemas en fragmentos más pequeños, generando ideas y planeando pasos simples y factibles hacia las soluciones.
  • Programación de actividades positivas. Intente y participe en actividades positivas, saludables o significativas. Hacer cosas que sean agradables, incluso si no le apetece, puede hacerle sentir mejor.
  • Voluntariado. El trabajo voluntario también puede ser una forma de encontrar significado en ayudar a los demás y establecer relaciones con personas que comparten sus intereses y valores.
  • Manejar las emociones. Busque estrategias de afrontamiento positivas que lo ayuden a manejar sus emociones. Escuchar música, hacer ejercicio, practicar rutinas de respiración, hablar con otros, pasar tiempo en la naturaleza o con animales, escribir un diario o leer textos inspiradores son algunas formas sencillas de ayudar a manejar las emociones abrumadoras o angustiantes.
  • Apoyo social. Pase tiempo con personas que le brinden un sentido de seguridad, tranquilidad o felicidad, o aquellos a quien usted siente pueda apoyar.
  • Pensamiento útil. Reformule o desvíe su atención practicando la aceptación, la oración o la plenitud mental. También puede usar el humor o tratar de reflexionar sobre los costos y beneficios de aferrarse a pensamientos o conductas negativas y luego practicar formas más útiles de pensar o actuar.
  • Construcción de Significado. Reflexione positivamente sobre las personas o aspectos de la vida que pudo haber perdido. Intente encontrar maneras significativas de honrar esa pérdida, ya sea por su cuenta o mediante el contacto con otras personas. También puede cambiar sus expectativas sobre lo que se considera un "buen día" y reconfirmar a las personas, los valores y las metas en su vida que usted se da cuenta de que son más importantes para usted.

No hay ningún plazo de tiempo fijo para recuperarse de un desastre. Dependiendo de qué tanto el desastre lo impactó, puede llevar mucho tiempo sentirse mejor. Si desarrolla sus propias formas de adaptación a eventos y situaciones futuras, puede obtener una mayor sensación de poder enfrentar los desafíos, una mayor sensación de significado o propósito y una capacidad de asesorar y apoyar a otros en situaciones similares.

Cuando considerar ayuda profesional

Si está angustiado, o no puede funcionar bien, considere buscar ayuda. Hay profesionales capacitados y atentos disponibles que pueden tratar eficazmente las respuestas más comunes al desastre, como depresión, ansiedad, trastorno de estrés postraumático y aflicción prolongada. Los tratamientos más efectivos te brindan herramientas para resolver problemas, llorar y dar sentido a lo sucedido, lidiar con entumecimiento o emociones intensas y fomentan la resistencia. Es una buena idea intentar reunirse con un profesional de salud mental al menos una vez. Entre más pronto reciba ayuda, más pronto se sentirá mejor.

Para aquellos que necesitan servicios más intensivos, la investigación apoya la psicoterapia centrada en el trauma para el TEPT como un tratamiento efectivo después del desastre. La psicoterapia centrada en el trauma es un término amplio que se refiere a varias psicoterapias específicas para el TEPT. "Enfocado en el trauma" significa que el tratamiento se enfoca en la memoria del evento traumático y su significado. Las psicoterapias centradas en el trauma usan diferentes técnicas para ayudarlo a procesar su experiencia traumática. Por ejemplo, algunos implican visualizar, hablar o pensar en la memoria traumática. Otros se enfocan en cambiar creencias inútiles sobre el trauma. Por lo general, duran alrededor de 8-16 sesiones.

Aprenda más sobre Tratamientos eficaces para el síndrome postraumático o compare tratamientos utilizando el PTSD Treatment Decision Aid.

Aprenda más

Date this content was last updated is at the bottom of the page.

Share this page

PTSD Coach Online

Tools to help you manage stress.

Search Pilots

Search PILOTS*, the largest citation database on PTSD.
What is PILOTS?

Subscribe

Sign up to receive the PTSD Monthly Update.

The National Center for PTSD does not provide direct clinical care, individual referrals or benefits information.

PTSD Information Voice Mail:
(802) 296-6300
Contact Us: ncptsd@va.gov
Also see: VA Mental Health

FacebookTwitterYouTube